Herramientas para rectificación de motor

Las piezas que conforman el motor, como son el cigüeñal, los cilindros del motor, el árbol de levas, etc., están sometidos a un constante desgaste y deformación, por lo que es necesario utilizar una técnica de rectificado que consiste en el mecanizado de las piezas para obtener un mejor acabado superficial, que disminuya el rozamiento entre ellas y mejore el proceso de lubricación.

Por estas razones, un taller de rectificación de motores debe contar con toda la maquinaria necesaria con la que se pueda realizar estas operaciones. En este artículo te mostramos una lista con las herramientas que necesitas para montar tu propio Taller De Rectificación de Motores.

Rectificadora de superficies planas

La rectificadora de superficies planas es una herramienta muy útil porque con ella podrás corregir las imperfecciones que existan en la superficie, producir un acabado liso y preciso, asegurando que la pieza esté perfectamente plana y nivelada. Con ello podrás mejorar la precisión de las dimensiones de las piezas o dar un ajuste estrecho entre dos superficies en contacto.

Rectificadora de cilindros

Esta máquina fue diseñada para cortar el interior de los cilindros del monobloc, con ella podemos realizar operaciones de reacondicionamiento de los bloques de motores de vehículos livianos y pesados. Esta máquina la podemos encontrar de dos tipos, de pedestal o portátil. Con la de pedestal puedes obtener cortes más precisos, pero la versión portátil tiene la ventaja de que puede ser trasladada para realizar la rectificación de los cilindros con el monobloc montado y además puedes rectificar cilindros de motores pequeños.

Rectificadora de válvulas

La rectificadora de válvulas es una de las herramientas más utilizada en un taller de rectificación, debido al número alto de válvulas que se encuentran en el motor. Adquirir esta máquina es esencial para el negocio de la rectificación de motores y se recomienda invertir en una máquina que sea precisa y rápida.

Rectificadora de cigüeñal

Después de un tiempo de operación, el cigüeñal tiende a desgastarse por lo que se le debe dar mantenimiento. Con esta máquina se pueden rectificar los muñones de biela y los muñones de centro. Es necesario que la máquina cuenta con una piedra de esmeril en excelentes condiciones, que se encuentre bien afiladas y limpia, para obtener los mejores resultados.

Rectificadora de asientos

La rectificadora de asientos es la máquina más utilizada en un taller de rectificado, con ella podemos alesar las guías y asientos de válvulas de cualquier tipo. Esta máquina la podemos encontrar en dos versiones, en forma de pedestal o portátil. La ventaja de usar una de pedestal es que cuenta con un sistema de centrado automático, mientras que en la versión portátil el centrado es manual, pero esta opción es más económica.

Esmeril de Banco

El esmeril de banco es una herramienta fundamental para el afilado de las herramientas de corte y para realizar ajustes que no impliquen mucha precisión. Es de suma importancia que el esmeril que adquiere contenga todos los implementos de seguridad, incluyendo los protectores y guardas.

Calibrador digital (Vernier)

Es un instrumento de medición con el que debes de contar en tu taller, debido a que es muy conocer con exactitud las dimensiones de las piezas que acabas de mecanizar. Con él podrás medir con una gran precisión superficies internas, externas y profundidades. Estos instrumentos son delicados por lo que evita golpearlos, ya que esto pueda su precisión.

Aceitera

Usar aceite durante el proceso de mecanizado, nos ayuda a desalojar mejor la viruta y el evitar que el material se adhiera en el filo de la herramienta. Por lo que el uso de la aceitera es indispensable para poder lubricar la herramienta de corte en pleno proceso de mecanizado. Normalmente, esta herramienta consiste en un tubo flexible y una palanca o gatillo que al oprimirlo deja que salga el aceite.

Aceitera antigua; el mecanismo de la aceitera es tan eficiente que prácticamente no ha tenido cambios con el tiempo

Micrómetro

Actualmente en el mercado existen dos tipos de micrómetros. El manual, el cual está conformado por un tornillo y una escala graduada, y el digital donde podrás ver la medición directamente en la pantalla. Ambos modelos son muy delicados, por lo que debes de tener mucho cuidado al momento de utilizarlos.

Es un instrumento de medición con el que podemos determinar longitudes con una precisión de hasta una milésima de milímetro. Es indispensable que cuentes con un micrómetro en tu taller, porque al realizar el rectificado de ciertas piezas del motor es necesario que exista una precisión tan detallada.

Rectificadora de muelas

Después de un tiempo de operación las muelas tanto del esmeril de banco como de las rectificadoras tienen a ensuciarse y llenarse de viruta. Por esta razón es imprescindible que cuentes con una rectificadora de muelas la cual está diseñada para aplanar y limpiar las muelas de la maquinaria.