Metales para biela y bancada

¿Qué son los metales para biela y por qué son tan importantes para alargar la vida del motor de tu vehículo? Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber acerca de este elemento, su funcionamiento y bajo qué condiciones puede coadyuvar a la disminución de la fricción en el interior del motor.

¿Qué son los cojinetes para motor?

Los metales para biela y bancada, también llamados cojinetes para motor o cojinetes de biela, no son más que un elemento constituido mayoritariamente por dos materiales, denominados capas de material antifricción. Cada una de estas capas, en conjunto, tiene la capacidad de soportar grandes niveles de carga, facilitando un giro suave y silencioso del cigüeñal.

Se trata de un elemento que soporta al eje giratorio del motor, así como también se ocupa de brindar soporte a la superficie inferior del mismo, funcionando además como una pared de contención para el aceite de motor. Se trata de una pieza fundamental idónea para proveer de un funcionamiento adecuado del vehículo, ya que ayuda a reducir y a corregir el desgaste derivado de la fricción.

¿En qué parte del motor están los metales para biela y bancada?

La biela se encuentra ubicada de manera que puede conectar al cigüeñal con el pistón, de esta manera la es posible transmitir el movimiento mediante las articulaciones de las otras piezas del motor a las cuales está conectada. La biela, propiamente se puede entender que está entre el cuerpo de la biela y su cabeza, en un espacio con forma circular y es fácilmente identificable gracias a su forma de media luna.

Generalmente, debido a que los cojinetes para motor están expuestos a temperaturas elevadas y a la tensión, deben ser fabricados en materiales de gran resistencia. Por lo que es común que estén elaborados en aleaciones con base de aluminio, titanio y también de acero.

¿Cuál es la función de los cojinetes para motor?


Los metales para biela y bancada cumplen una función por mucho, importante. Están encargados del soporte en simultáneo de grandes niveles de carga y movimiento. Para ello, tanto el cojinete como las superficies del eje deben estar separadas y además cubiertas con aceite, de esta manera puede afianzarse el propósito principal de la aplicación del cojinete: la reducción de la fricción.

¿Por qué es importante evitar la fricción?

En el momento en que una superficie de metal se desplaza estando en contacto con otra de su mismo tipo, se producen rugosidades microscópicas, mismas que luego de su aparición tienden a engancharse y desgarrarse, lo que puede traducirse en el desgaste resultado del roce o fricción.

Este puede ser el catalizador por el cual puede producirse el sobrecalentamiento de las piezas, lo que puede a su vez producir el fundido de las mismas, ocasionando daños de extrema gravedad al motor, como el denominado “gripado” que es la fusión de los elementos metálicos del motor como resultado de las elevadas temperaturas lo que, evidentemente, se traduce en emisión de sonidos y el posible daño definitivo del motor.

Los metales para biela y bancada a su vez, deben garantizar el resbalamiento durante el arranque, proveyendo además de una superficie de desgaste suave capaz de absorber residuos y para adecuarse fácilmente al muñón del cigüeñal.

Condiciones que deben cumplir los metales para biela y bancada

Los cojinetes para motor a bien de cumplir su función, deben ser fácilmente adaptables a diversas condiciones, tanto para casos leves como los que ya pueden considerarse como graves. Estos últimos, donde el período de carga en relación con la combustión se ha visto extendido como efecto de la carga.

Para satisfacer el propósito de la adaptabilidad, los cojinetes para motor deben ser capaces de presentar primeramente compatibilidad. Esta, respecta básicamente a la capacidad del material del cojinete de resistir el contacto de las superficies con capas muy delgadas de aceite, y su capacidad de disminuir la soldadura entre las mismas. Por otra parte, deben ser resistentes a la fatiga, en este caso, la resistencia con respecto al material de recubrimiento, que debe ser superior a la presión de la carga dinámica en la película de aceite y que las explosiones de combustión de la cámara.

Otras de las condiciones que debe cubrir un cojinete para motor, es la conformidad, que supone que la biela debe ser conforme a la estructura de la superficie, manteniendo así el nivel de presión local. Finalmente, se encuentran la incrustabilidad y la resistencia a la corrosión, aluden a la resistencia de la biela a materiales microscópicos y la prevención del daño, y el soporte del material de la biela ante la acidez de determinados lubricantes capaces de corroer su superficie, respectivamente.